629 589 536 - info@manzuh.com

¿Vas a iniciar un proyecto? ¿Tienes un plan de negocio?

Es importante que definas con detenimiento lo que vas a abordar. Analizar el entorno, la competencia, cuáles son las fases de tu proyecto, qué recursos necesitas y cómo los vas a conseguir. Podemos ayudarte a definir el proyecto y analizar si es rentable, hacer la programación y colaborar en su seguimiento para lograr sus objetivos.

Más información
¿Qué estrategia usas para vender?

Define los canales para comercializar tu producto o servicio, analiza las relaciones que vas a mantener con tus clientes para conseguir su fidelización y establece una estrategia para llegar a ellos. Estableceremos los "viajes emocionales" que realizarán tus clientes en cada situación de negocio para que puedas llegar a los máximos niveles de satisfacción.

Más información
¿Quieres tener un control que te permita dominar tu negocio y lograr tus objetivos?

No sólo basta con poner en marcha un proyecto. Algunas veces casi es más importante hacer un seguimiento adecuado del mismo que nos permita tomar las mejores decisiones en cada momento. Es necesaria la "persistencia" para conseguir los objetivos.

Más información
¿Has identificado la propuesta de valor que vas a hacer a tus clientes?

Analiza cuál es el problema de tus clientes que pretendes cubrir y cómo te relacionas con ellos. Define la forma en que vas a dar una solución y garantiza una calidad permanente en la ejecución.

Más información
¿Sabes cuáles son los costes de tu actividad? ¿Tu precio es el correcto?

Para no "morir de éxito" debemos tener conocimiento claro de "cómo producimos". Cuáles son los recursos que usamos, cuánto nos cuestan, cómo intervienen en la elaboración de nuestro producto o la prestación del servicio. Definir los costes de nuestra actividad nos permite la fijación correcta del precio y saber cuál es el volumen de negocio mínimo que necesitamos para cubrir nuestros costes y empezar a ganar dinero.

Más información
¿Cómo va a crecer tu empresa?

Si todo nos va bien, hay que afianzar las posiciones para poder crecer con garantías. El crecimiento debe ser aquel que seamos capaces de controlar en cada momento. Para ello debemos analizar nuestra empresa y sus posibilidades de evolución en todos los sistemas que utilizamos para que el crecimiento sea proporcionado. Hay que considerar los recursos, los costes adicionales en que vamos a incurrir y, además, aquellas decisiones que nos vayan a comprometer en el futuro.

Más información